Salud Hispana es Clave para su Propio Futuro Estratégico

Si está en la política, los medios de comunicación o marketing, lo más probable es que preste mucha atención seria a las tendencias de la población. La evolución, el crecimiento, la diversidad, y demográficos asociados con la población hispana de los Estados Unidos -o, como algunos prefieren, los latinos – no puede ser ignorada. Si su meta es conseguir votos, atraer audiencias, venta de productos, o hacer un seguimiento de las tendencias de salud, la población hispana es importante y desatención puede ser peligroso para su propio éxito estratégico a largo plazo.

La Población Hispana está Creciendo Rápidamente

El último censo indica que más de 55 millones de hispanos que viven actualmente en los Estados Unidos. Para poner esa cifra en contexto, los Latinos representan el 17 por ciento de la población total en los Estados Unidos. Casi una de cada seis personas en los EE.UU. están definidas por la Oficina del Censo como personas “de cubana, mexicana, puertorriqueña, Sudamericana, Centroamericana, u otra cultura u origen Español, independientemente de su raza.” Actualmente, los hispanos representan al menos el 9 por ciento de la población en 24 estados y el Distrito de Columbia. En cuanto al futuro, la Oficina del Censo proyecta que para el 2060 los hispanos número 119 millones, el 29 por ciento del total nacional -más de una cuarta parte del total de la población.

 

En Comparación con los Adultos No-hispanos, Latinos Tienen Peores Condiciones de Salud

Según un informe publicado el viernes por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el estado de salud de los adultos hispanos en todo Estados Unidos es consistentemente inferior comparado con los adultos no-hispanos. En general, el 16,8 por ciento de los adultos latinos en los EE.UU. tienen una salud regular o mala calificaciones, mientras que el 11,9% de los adultos no-hispanos tienen cualidades similares para la salud.

 

La Diversidad Entre los Hispanos en EE.UU. no es Bien Entendida

Los hispanos tienen tanta variedad en términos de origen nacional, raza, y estado de inmigración. Además, existe una amplia gama de factores socioeconómicos y culturales entre los grupos hispanos. Esa diversidad se extiende a condiciones de salud. Por ejemplo, el mismo informe del CDC muestra que los puertorriqueños, seguidos por los mexicanos que viven en los EE.UU., tienen tasas más altas de enfermedades crónicas en comparación a otros hispanos en los Estados Unidos. Sin embargo, adultos Cubanoamericanos, Centroamericanos y Suramericanos, así como Mexicanoamericanos, tienden a tener índices inferiores de múltiples enfermedades crónicas en comparación a los adultos no-hispanos. Aún así, algunos de los estudios académicos han ignorado esa diversidad y han basando sus estudios en datos abundantes de la población mexicano-americana. De allí han extrapolados los resultados a otros grupos hispanos. Ese enfoque miope ha creado datos sesgados de la salud hispana.

La Oportunidad al Alcance de la Mano

La población hispana es grande y está creciendo rápidamente. En los próximos años, los aseguradores, los prestadores de servicios de salud, los formuladores de políticas e investigadores tendrán enormes oportunidades para mejorar la salud de los hispanos. Aquí hay algunas posibilidades:

  1. Establecer iniciativas realistas y alcanzables de sensibilización en materia de salud dentro y fuera de la organización. Todos los miembros de nuestra sociedad debe tener la oportunidad de vivir una vida sana, plena y productiva. La conciencia es el primer paso en esa dirección, porque la prevención está directamente relacionada al estar mejor informado sobre temas de salud. Necesitamos poner en marcha iniciativas de concienciación en escuelas, empresas y organizaciones basadas en la comunidad. Hay una oportunidad para que los proveedores de atención médica y aseguradoras puedan apoyar un mejor acceso a los cuidados médicos, con más sensibilidad cultural, y menos barreras lingüísticas.
  2. Asegúrese de que su estrategia se refiere a la sensibilización de la población hispana en general y en subgrupos por país de origen. Los hispanos son una población étnicamente muy diversa y no debe ser visto como un grupo agregado. Aunque la población hispana en los Estados Unidos pueden compartir el español como lengua común, hay una considerable diferencia entre los subgrupos cuando se trata de economía, cultura, e incluso perspectivas propias sobre la búsqueda de tratamientos de salud. Sea sensible a estas diferencias y preparado para aprovechar las oportunidades que esas diferencias representan.
  3. Asuma un esfuerzo popular para atender a los hispanos en sus propias comunidades. Siendo hispano, yo sé de primera mano que la mayoría de los hispanos no son tan diferentes de otros grupos étnicos cuando se trata de relaciones interpersonales: Somos amistosos, familiares, abiertos, muy trabajadores, y leales. Por estar personalmente presente, su mensaje y su intención estratégica será más eficaz. Además, ustedes recibirán y procesarán información inmediata de quienes interactúan con ustedes. Verlo en persona y caminar lo que habla es la mejor forma de demostrar su compromiso para nuestro éxito mutuo.

Creo que la claridad de intención es clave para el éxito. Algunos aseguradores y proveedores de salud están tomando la iniciativa con la apertura de tiendas de salud cerca de poblaciones hispanas. Otros están financiando campañas de marketing a través de tránsito, correo directo y publicidad digital. Todos estos son grandes iniciativas estratégicas. Aún así, sea cual sea su decisión organizacional, sea un líder por ser claro, coherente, justo, sensible y auténtico. Su interés en la salud de la población hispana debe sentirse tan importante como el suyo propio. Después de todo, todos nuestros futuros están atados juntos muchos años por venir. Salud!

Leave a Reply

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS